Asuntos Económicos

 

 

En la actualidad, China es nuestro segundo socio comercial, tanto como destino de nuestras exportaciones como origen de nuestras importaciones, y un importante inversionista para el país.
Colombia y China cuentan con instrumentos bilaterales para fortalecer el comercio y la inversión, como un Acuerdo Comercial (1981) que contempla la realización de una Comisión Mixta Comercial, y un Acuerdo para la Protección y Promoción Recíproca de Inversiones (2008).

En 2018, las exportaciones alcanzaron un valor de 4,172 millones de dólares (89% más que en 2017, cuando el monto fue USD 2.211 millones), de los cuales alrededor de USD 3.900 millones fueron minero energéticas y USD 300 millones fueron no-minero energéticas.

Las importaciones sumaron un total de 10,544 millones de dólares (21% más que en 2017, cuando el monto fue de USD 8.831 millones), con productos como equipos electrónicos (29%), aparatos mecánicos (16%), hierro y acero (4%) y plásticos (4%), entre otros.

Colombia busca consolidar la exportación de productos como el café, las flores y el azúcar; incrementar el ingreso de productos como las prendas de control, los vestidos de baño, marcas de lujo, la confitería y galletería, artículos de celeberaciones, entre otros; y ampliar una mayor oferta exportadora en el sector agrícola. En este último, se ha trabajado en lograr mayor acceso de productos como frutas frescas y cárnicos.

Por otra parte, Colombia tiene como objetivo promover la inversión china en el país, la cual se ha dado en diferentes sectores como telecomunicaciones, hidrocarburos, infraestructura, tecnología, entre otros. En este sentido los flujos de inversión han crecido constanmente y ya existen alrededor de 75 compañías chinas con operaciones en nuestro país. Entre las principales empresas con las que Colombia tiene vínculos se destacan: China Harbour Engineering Company, Watson Medical Appliance, Fotón, Express Luck, BYD, Huawei, ZTE, Miniso, Jiangling, entre otras. Como resultado, hay compañías chinas involucradas en el proceso de licitación más importante para proyectos de infraestructura. Por ejemplo, China Habour ganó la licitación para la construcción del proyecto Mar2, como parte del llamado esquema de concesión de autopistas 4G de cuarta generación del país.

 

font + font - contrast